“Y quiero que sepas que, en cuanto cruces la puerta de mi casa…



"Y quiero que sepas que, en cuanto cruces la puerta de mi casa como sumisa, haré contigo lo que me dé la gana. Tienes que aceptarlo de buena gana. Por eso tienes que confiar en mí. Te follaré cuando quiera, como quiera y donde quiera. Voy a disciplinarte, porque vas a meter la pata. Te adiestraré para que me complazcas".